INICIO
¿Qué hacemos?
Personalización
Precios y plazos
Referencias
FAQs
Pide tu audiocuento
Información
Literatura
Subgéneros
Aventuras
Detectivesco
Ciencia-ficción
Romántico
Fantástico
Infantil
Terror
Humorístico
Miscuentospersonalizados.com
Aviso
Privacidad
Contacta con nosotros
Más información
Ideas
Atención telefónica
Información
Pide tu audiocuento
Literatura
Más información
¿Qué hacemos?
Personalización
Precios y plazos
Referencias
FAQs
Formulario de petición
Subgéneros
Aventuras
Detectivesco
Ciencia-ficción
Romántico
Fantástico
Infantil
Terror
Humorístico
Ideas para tu audiocuento
Atención telefónica
Personajes
Ambiente
Tiempo

Los personajes

Los personajes intervienen en la acción del relato. A través de sus palabras, actos y pensamientos permiten revivir unas historias creadas por el autor. La caracterización de los personajes es uno de los elementos fundamentales de una narración. Ésta puede ser:

-Caracterización Directa: Se efectúa mediante alusiones directas al carácter y a los rasgos físicos del personaje.

...Tadeo era solamente ojos, labios carnosos, y aquella enorme lengua roja que sacaba a pasear por los labios. El resto de su cabeza y rostro era una pequeña maraña de pelo canoso que le cubría las orejas y las mejillas hasta la nariz. Mientras hablaba, sus pequeños ojos, claros y vivaces, lo vigilaban todo, el fuego que ardía en el hogar, las gentes que entraban y salían, la moneda de cobre que al suelo caía al dar una vuelta el tabernero, de qué barriga echaba, o si el gato se acercaba al plato de mollejas saltadas. Tenía la voz muy varia de tonos, y musical, lo que le vendría de las tertulias suyas con los mirlos a lo que enseñana marchas y tonadas.

Álvaro Cunqueiro, Un hombre que se parecía a Orestes.

-Caracterización indirecta: Conocemos a los personajes mediante los datos que vamos descubriendo a través de su comportamiento, sus propias palabras, su relación con los demás personajes.

-Mamá, no le des cuerda... -observó Angustias-. Ya ves que en lugar de aplacarse, se dispone a contestarte con mayor ímpetu... ¡Y es que el pobre está malo... y tiene la cabeza débil! ¡Vamos, señor capitán! Tranquilícese usted, y mire por su vida[...]

-¡Señorita!... En primer lugar, yo no tengo la cabeza débil, ni la he tenido nunca, y prueba de ello es que no ha podido atravesármela una bala. En segundo lugar, siento muchísimo que me hable usted con tanta conmiseración y blandura, pues yo no entiendo de suavidades, zalamerías, ni melisdres[...] ¡No sé por qué ley de mi naturaleza prefiero que me peguen un tiro a que me traten con bondad. Advierto a ustedes, por consiguiente, que no me cuiden con tanto mimo, pues me harán reventar en esta cama en que me ha atado mi mala ventura... Yo no he nacido para recibir favores, ni para agradecerlos o pagarlos[...] ¡A mí me llaman en todo Madrid el Capitán Veneno! Con lo que pueden ustedes acostarse, y disponer, en cuanto sea de día, que me conduzcan en una camilla al Hospital General. He dicho.

-¡Jesús, qué hombre! -exclamó horrorizada doña Teresa.

Pedro Antonio de Alarcón, El Capitán Veneno.

Una vez caracterizados los personajes, el autor inventa una historia en la que dichos personajes pueden ir evolucionando a medida que transcurre el relato; o por el contrario, muestran siempre una misma forma de ser. Según estas características podemos hablar de:

-Personajes redondos, muestran una identidad compleja y su carácter puede ir cambiando a lo largo del relato, e incluso puede sorprender al lector actuando de una forma inesperada.

-Personajes planos, no cambian ni evolucionan en todo el relato. Este tipo de personajes puede dar lugar a un personaje tópico que aparece caracterizado del mismo modo en diversas obras literarias.

Si tenemos en cuenta su actuación en el relato podemos establecer otra clasificación. Así podemos mencionar a personajes principales y a personajes secundarios.

-Personajes principales, son los personajes en los que se apoya el desarrollo de la acción. Destacan el protagonista, que es el hilo conductor de todo relato, al que le suceden las aventuras, toma decisiones, etc.; y el antagonista, que se opone al anterior.

-Personajes secundarios, son personajes de menor relevancia, ayudan también a desarrollar los acontecimientos, aunque su aparición puede ser discontinua.